Cambio de estación. Hora de poner a punto tu casa para la llegada del invierno

Acabamos el mes de noviembre y aunque quedan semanas para la llegada del invierno, cierto es que este otoño ha venido avisando de que el cambio al frío está cerca. Ante tantas lluvias, viento y temperaturas bajas, es necesario ya poner la vista a preparar la casa para la llegada del invierno.

Hoy queremos contaros unos sencillos  consejos que te ayudarán a que no se te pase nada y tengas la casa lista para el cambio de estación.

Revisa el aislamiento

Es importante repasar las ventanas y las puertas. Recuerda que si el aislamiento es correcto, ahorraremos también en energía. En muchas ocasiones un incorrecto sellado puede provocar que se pierda entre el 25 y el 30 % de la calefacción.  Arreglando esos posibles escapes mejorará tanto el mantenimiento del calor dentro de la vivienda como que el frío del exterior lo tenga más difícil para entrar. Un plus añadido para aislar la casa y tener un refuerzo más es usar cortinas ya que cuando las temperaturas son más gélidas lo mejor es contar con cortinas dobles porque ayudan a aislar de forma económica y sencilla.

Radiadores preparados

En el momento que vamos a empezar a usar la calefacción es necesario purgar los radiadores. Si la circulación del agua es correcta, la eficiencia y el ahorro mejora con este simple paso. Aprovecha también para limpiarlos por dentro cuanto menos polvo haya mejor rinden. Recuerda que la calefacción debe estar siempre a la misma temperatura y que sea constante, todos los fabricantes recomiendan tener una temperatura de 20ºC. Las variaciones de temperatura son las que hacen que también suba la factura.

Puesta a punto de la caldera

La caldera en invierno trabaja mucho y mejor revisarla antes de que esté en pleno funcionamiento. La presión debe estar entre los 1,2 y los 1,5 bares. Si está por debajo de 1,2 hay que abrir la llave con suavidad para que el agua entre en el circuito de calefacción si está por encima de los 1,5 bares hay que purgarla.

Decoración de invierno

La decoración cambia en invierno, el sofá se llena de mantas bonitas y calientes, podemos cambiar las fundas de los cojines por otros textiles que abriguen más y nos calienten y de color oscuro ya que estos colores ayudan a absorber más el calor, recuerda es preferible un gris que un naranja. Los muebles podemos reubicarlos según las zonas más calientes de la casa y que no haya ninguno que tape los radiadores.

Si en tu casa tienes ventilador también le puedes dar uso en invierno, tan solo debes hacer un pequeño gesto, las aspas deben girar en el sentido de las agujas del reloj, cambia el giro y el aire caliente que tiende a subir gracias a ese cambio el calor volverá para la zona de abajo.

Las alfombras también toman protagonismo en invierno ya que además de su función decorativa creando ambientes más confortables también ayudan a aislar del frío. Si no te atreves a tener alfombras por el esfuerzo en su limpieza, te aconsejamos que pruebes el SpotClean, siempre listo para limpiar desastres inesperados. Elimina las manchas de cualquier lugar de forma permanente con agua, la fórmula especializada BISSELL y las herramientas de limpieza portátil gracias a su potente aspiración.

Aprovecha la luz natural

En estos meses contamos con menos horas de luz y los rayos del sol son menos intensos pero hay que aprovecharlos y cuando el sol tenga presencia hay que ventilar unos 5 o 10 minutos la casa y dejar que entren ese calor natural. Una vez hayas ventilado cierra todo bien y asegúrate que no hay fugas de calor. Cuanto más calor natural entre, menos consumo en calefacción y más confort tendremos.

Pon en práctica estos consejos y prepara la casa para la nueva estación. ¡A disfrutar de este cambio!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *