Claves para tener una oficina limpia y ordenada

Una oficina limpia y ordenada es igual a productividad. El orden y la limpieza también en nuestro lugar de trabajo nos aporta un buen funcionamiento y desempeño del trabajo realizado en la misma. Al igual que en nuestro hogar el orden, la limpieza y el no descuidar una estancia hace que nos sintamos mucho mejor en ella, algo que es muy importante si lo analizamos desde una perspectiva profesional.

¿Sabes realmente cómo ordenar tu espacio de trabajo? ¿Quieres probar y mejorar tu productividad? Hoy, desde BISSELL te ofrecemos unos trucos para que tu oficina siempre esté limpia y ordenada sin que suponga un extra de trabajo.

  • Ordena la mesa

Algo tan simple como tener orden en tu zona de trabajo. La mesa es donde más tiempo pasamos elaborando y creando. Es fundamental que esté bien ordenada. Si cada cosa está en su sitio será más fácil encontrarlo cuando ya estés trabajando y no perderás tiempo buscando. Si está punto para trabajar será más cómodo y eficiente tu jornada laboral. Está demostrado que una mesa ordenada aumenta la productividad y hace que el trabajo que tengan que realizar sea más liviano y sobre todo no se haga tan cuesta arriba. Recuerda cuando acabes tus tareas, volver a dejarlo recogido. Así a tu vuelta será una tarea menos para realizar.

  • Ten solo lo imprescindible

Para tener una oficina ordenada y limpia, es imprescindible deshacerse de todo aquello que ocupa innecesariamente espacio y suciedad y que seguramente no se haya utilizado en meses. Con ello tendrás la sensación de que cuentas con más espacio de trabajo y una zona más despejada. Recuerda, menos es más.

  • Utiliza elementos de clasificación

Usa carpetas, bandejas, archivadores y demás elementos de clasificación que te permitan mantener tus papeles y documentos ordenados. Procura tener encima de la mesa solo los elementos que uses más a menudo y los papeles del proyecto en que estés trabajando. Utiliza los cajones de la mesa para guardar lo demás.

  • Usa un bloc de notas y no un montón de post-it

Si tienes que estar anotando los mensajes recibidos, las llamadas que tienes que hacer, la hora de una reunión o demás cosas de importancia que no puedes olvidar, lo mejor es ponerlo por escrito. Es recomendable que sea en un bloc de notas o en una agenda y no en un montón de post-it por todo el escritorio, algunos de los cuales se acabarán perdiendo en un día de ajetreo.

  • Revisión diaria

Cuando acabe tu jornada laboral revisa tu espacio de trabajo. Apaga el ordenador, tira a la papelera lo que no vayas a necesitar, cierra el bloc de notas, guarda en sus carpetas o archivadores los documentos, recoge los bolígrafos, pasa un paño o el plumero sobre el escritorio y apaga la lámpara. Todo listo para otra jornada productiva y eficiente.

  • Uso de pizarra

Con tantas reuniones, conferencias o entregas es difícil mantener en orden todas las ideas que tienes pensadas o que tienes que plantear para los próximos proyectos. Una de las mejores opciones que puedes incorporar en tu oficina es tener ante ti una pizarra o cartelera que te permita ver de manera rápida lo que tienes pendiente para ese día. Con ello, conseguirás llevar una jornada de trabajo más ordenada y relajada, que será el fruto de una productividad más eficaz.

  • Calma y paciencia

No por ser el último consejo es el menos importante. A la hora de ordenar la oficina no te dejes llevar por el caos y la desesperación inicial. Hay veces en las que las tentaciones de desistir en la organización de un despacho hace que abandones prematuramente llevar a cabo esta tarea.

Recuerda que un espacio de trabajo cómodo, agradable y ordenado te va a facilitar las tareas, agilizar los procesos, conseguir una mayor productividad y evitar el estrés que puede provocarte no encontrar los documentos que necesitas. Además, si vas a recibir a algún cliente, proveedor o colaborador, un espacio de trabajo organizado y limpio ofrece una buena imagen, lo que siempre irá en tu propio beneficio. Recuerda que tener como aliado al Crosswave también te ayudará a ejecutar todas las tareas de limpieza en una sola pasada, aspirar, fregar y secar, ahorrando tiempo para todo lo demás.

 

Leave a Reply